EDI Story1 Land

¿Por qué es difícil hablar sobre orientación sexual en el trabajo si uno no se identifica como heterosexual, especialmente si es mujer? Le preguntamos a Yohana Solis, Gerente Regional de Salvaguarda, Argentina, y a Tracy Dumais, Consultora de Aprendizaje Móvil, Tailandia.

Cuando Amanda Hawthorne (maestra, España) le dijo al grupo de correo EDI que menos del uno por ciento de las mujeres encuestadas en la Oficina de Relaciones Exteriores, Mancomunidad y Desarrollo (FCDO) dijeron que se identificaban como lesbianas y homosexuales, nos preguntamos si era lo mismo para nosotros. No es sencillo hacer monitoreo acerca de la equidad y es difícil obtener una cifra mundial reciente. Sin embargo, si bien hay muchos países en los que trabajamos, en los que es ilegal ser parte de la comunidad LGBTQ y otros donde las normas sociales hacen que sea difícil hablar sobre el tema, somos una organización incluyente.

Le preguntamos a dos mujeres por qué es particularmente difícil en el trabajo hablar sobre sus vidas personales de una manera que las personas heterosexuales podrían dar por sentada.

¿Se ha rehusado a revelar su identidad no heterosexual en el trabajo? Y, ¿por qué cree que esto podría ser así para las mujeres y no para los hombres?

Yohana: Las mujeres, especialmente en las Américas, han sido una minoría oprimida y han sufrido falta de respeto y desafíos para demostrar su valía en el entorno laboral. Es intimidante correr el riesgo de perder lo que ha costado tanto conseguir. En sociedades patriarcales como la mía, una mujer lesbiana sería despreciada, incluso si no es ilegal expresarse. El miedo a ser juzgado o desacreditado es lo que me mantuvo en silencio por un tiempo.

Tracy: Estoy segura de que cada mujer tiene su propia razón. Generalmente, creo que las mujeres en la organización hablamos menos: sobre nuestras preocupaciones, nuestros logros y sí, sobre nuestra orientación sexual.

Asisto a muchas reuniones en las que los hombres suelen tener más tiempo para ser escuchados. No creo que sea culpa de nadie, pero estamos pasando de ser una organización muy masculina y todavía tenemos trabajo por hacer. Negociemos los términos: las mujeres deben ser más audaces y la organización debe ser más amable, solicitar las voces de las personas más tranquilas y proporcionar más espacios para compartir.

Dicho esto, mi propia razón personal es un poco diferente; sin embargo, creo que es común. Soy una mujer bisexual en una relación heterosexual, por lo que mi orientación me parece información irrelevante. Sin embargo, me encanta cuando los colegas me conocen lo suficiente como para saber esto sobre mí. Me hace sentir más completa.

¿Qué la haría sentir capaz de hablar de ello?

Yohana: Aprobación, definitivamente. Esto es bastante nuevo para mí (es algo que estoy descubriendo durante mis treinta y tantos años) y todavía me muero de miedo cuando hablo con la gente. Principalmente, las personas mayores pensarían que elegir una pareja de su mismo sexo es una moda o una etapa de la vida y que es posible que uno no esté completamente enfocado en el trabajo por ese motivo.

La decisión de amar o expresar nuestros deseos libremente es parte de una lucha contra el patriarcado. El miedo y el pánico pueden ser muy dañinos, por lo que es clave encontrar otras mujeres que lo escuchen a uno y se preocupen por su historia. Si bien mi historia es personal, muchos otras mujeres están escribiendo una historia similar sobre cómo sobrevivir a la violencia y el abuso en una sociedad dominada por hombres. Ser dueña de una misma el primer paso hacia una comunidad más diversa y libre de miedos.

Tracy: Por lo general, necesito escuchar a otra persona hablar de ello antes de sentirme cómoda. Hablé recientemente en el hilo de correo electrónico sobre 'Visibilidad para las lesbianas' que Amanda Hawthorne comenzó porque leí su correo electrónico y estaba emocionada de leer todas las respuestas. Luego me levanté a la mañana siguiente y no había ninguno, así que decidí ser valiente y responder yo misma. Y créanme, me quedé sin enviar ese borrador durante aproximadamente una hora antes de reunir el valor suficiente para presionar 'responder a todos'. Lo hice porque me di cuenta de que si estaba deseando escuchar voces de lesbianas, bisexuales y pansexuales, probablemente había más mujeres como yo que querían sentirse representadas, por lo que tal vez yo debería ser una de las valientes. Los modelos a seguir son muy importantes.

¿Por qué debería poder ser usted misma en el trabajo?

Tracy: Creo que subestimamos lo importante que es expresarse plenamente en el trabajo, poder demostrar lo que uno es en realidad, por así decirlo. El trabajo es una gran parte de nuestras vidas y cuanto más empoderados estemos para ser nosotros mismos, más poderoso y eficaz será nuestro trabajo.