¿Te gustaría estudiar negocios en el Reino Unido? En este webinar conoce la experiencia de Allison realizando una maestría en el Reino Unido y cómo su proyecto de investigación en London School of Economics (LSE) busca ayudar a que las organizaciones se desarrollen a nivel global.

Acerca de Allison Murdoch

Maestría en Recursos Humanos y Organizaciones

Cuando Allison decidió estudiar en el Reino Unido, estaba buscando un cuerpo estudiantil mundialmente diverso. Originaria de Nueva York, ella se enfrentó a emocionantes retos y oportunidades mientras vivía en Londres, un centro de talento internacional. Su proyecto de investigación en LSE pretende impulsar cambios reales para permitir la participación en su departamento. Descubre cómo ella está creando un plan solidario para ayudar a otros con el desarrollo organizacional y gestión transcultural.

Perfil del Ponente

¿Qué te motivó a estudiar en el Reino Unido?

Me interesa el desarrollo organizacional, escalamiento y gestión transcultural, y valoré inmensamente tener una experiencia en el extranjero. Mientras decidía estudiar en el Reino Unido, lo que más me llamó la atención fue la diversidad estudiantil de mi universidad. Solo en mi programa había estudiantes de más de 42 países, y no podía pensar en un lugar donde encontrar un cuerpo estudiantil más diverso globalmente.

¿Cuál fue la experiencia más valiosa de estudiar en el Reino Unido?

El Reino Unido, y Londres en particular, es un centro para bastante talento internacional. Casi todas las personas que conozco en Nueva York están mínimo norteamericanizadas, o son estadounidenses. El Reino Unido no cuenta con una cultura dominante, y las personas tienden a mudarse a la ciudad mucho más tarde en sus vidas, por lo cual las personas permanecen arraigadas a sus identidades nacionales. Solamente el grupo habitual con el que almorzaba incluía amigos de España, Corea del Sur, Dinamarca, Francia, Hong Kong, Japón, y (sorprendentemente) del mismo Reino Unido. He aprendido mucho escuchando distintos puntos de vista a diario.

¿Por qué elegiste LSE?

Aparte del espectacular prestigio mundial que tiene LSE, me atrajo el enfoque global de la universidad. Al haber entrado en una institución universitaria altamente competitiva, sabía qué esperar de la carga de trabajo, pero el variado cuerpo estudiantil planteó un reto emocionante e inesperado en mi comunidad de aprendizaje. Tampoco puedo negar que Londres y las oportunidades que ofrece también me atrajeron. Después de vivir en Nueva York durante los últimos 7 años, tendría que haber sido arrastrada pataleando y gritando para ir a una pequeña ciudad universitaria.

¿Cuál fue el mayor reto al que te enfrentaste estudiando en el extranjero?

Debo admitir que ha sido muy duro estar lejos de mi familia y amigos. Sin embargo, he hecho magníficos amigos aquí y ha sido increíblemente valioso tener que reconstruir mi comunidad desde cero. ¡La tecnología moderna y las aerolíneas de bajo costo también facilitan las cosas!

¿En qué estás trabajando en este momento?

Aparte de finalizar mi carrera y empezar mi tesis doctoral, actualmente estoy llevando a cabo un proyecto de investigación patrocinado por Reformadores de LSE, donde estoy realizando un estudio cualitativo en cuanto a la participación de estudiantes en mi departamento. Podré presentarles mis resultados a personas importantes de mi departamento para consultar e impulsar cambios reales, lo cual es increíblemente emocionante. También me estoy preparando para una pelea de boxeo tailandés en King’s College con el equipo de boxeo tailandés de LSE.

¿Qué te inspiró en convertirte en especialista de desarrollo organizacional?

He trabajado en un banco de inversiones masivas globales y en una empresa tecnológica de rápido crecimiento que apenas estaba comenzando a escala global, y realmente llama mi interés en cómo las organizaciones se desarrollan y crecen, lo que las hace tener éxito y fracasar. Me interesa particularmente el bienestar de los empleados y la cultura organizacional ante los numerosos asuntos que se revelan sobre las empresas tecnológicas que pierden popularidad por dificultades culturales.

¿Qué parte disfrutas más de tu profesión?

Actualmente, sigo estudiando para cambiar de carrera, ¡por lo que todavía es demasiado pronto para decirlo! Sin embargo, estoy emocionada de poder comenzar a enfocarme en personas y estoy esperando encontrar un entorno laboral donde pueda vivir y aprender nuevas cosas cada día. Hasta el momento, mi carrera ha sido muy cuantitativa y monótona, y me emociona enfocarme más en crear relaciones y ayudar a los demás.

¿Cómo crees que puedes hacer una diferencia?

Sé que no puedo cambiar algo siendo complaciente. Puedo hacer una diferencia luchando en lo que creo a toda costa y no temer ser la voz de los disidentes cuando pienso que algo se puede mejorar. Y si todo lo demás falla, practico boxeo tailandés; así que siempre tengo un plan B (bromeando; ¡principalmente!)

Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿qué consejo te darías?

Conoce tus valores principales y a las personas a quienes admiras, y vive bajo esos valores y aspiraciones. No permitas que las expectativas sociales de las mujeres y los traumas del pasado dicten tus respuestas ante situaciones difíciles o aterradoras. Vale la pena luchar por ti y tus creencias. Haz lo que desees hacer, no lo que pienses que ‘debes’ hacer; está bien decirles no a las oportunidades que no quieres, y está bien alejarse de las malas situaciones. Y comienza a practicar artes marciales antes; ¡no tienes ni idea de lo que te encantará!

¿Qué aptitudes y competencias consideras importantes para el desarrollo de las mujeres?

Aprender a negociar. Actualmente, estoy inscrita en un curso de análisis de negociación, el cual ha sido increíblemente revelador, ya que he descubierto lo incómoda que me siento al enfrentarme con los conflictos de frente y que debo luchar por lo que quiero. Asimismo, si no estás realizando una carrera tradicionalmente cuantitativa, aprende los aspectos básicos de análisis de datos y siéntete cómodo con los números; casi todas las carreras actuales se basan en los datos, y es importante saber cómo usar datos para narrar tu historia y promover tus metas.

¿Qué consejo les darías a las mujeres que están pensando en estudiar en el Reino Unido?

Si lo único que las detiene es el miedo, tomen la iniciativa; de lo contrario, pasarán el resto de sus vidas preguntándose qué hubiera pasado y lamentándose. Además, tomen vitamina C.

Describe tu experiencia en el Reino Unido en tres palabras: emocionante, caótica y transformadora.

Me siento inspirada por Connson Lock (director de mi programa en LSE).

Me apasiona crear planes más solidarios para que las personas marginadas logren el éxito.