Tip nueve

¿Has pensado cómo será el momento de volver a clases presenciales? En este artículo te brindamos todas las sugerencias pertinentes para retomar las clases de manera segura, donde sigas demostrando tu potencial y revelando tus habilidades para la enseñanza.

Autor: Andrew Foster.

Para empezar

Conocer lo que los estudiantes han estado haciendo puede ayudarte a entender sus necesidades ahora que han vuelto a la escuela.

Preguntas y respuestas: Hazles algunas preguntas sobre el tiempo que pasan fuera de la escuela, ya sea en inglés o en su idioma natal (dependiendo de su nivel). Primero escribe las preguntas en el tablero, luego pídeles que pregunten y respondan las preguntas con un compañero. Los estudiantes mayores pueden escribir en un papel las respuestas que después pueden recoger y leer. Déjalos escoger las preguntas de las que quieren hablar.

Elige algunas de las preguntas de abajo y añade las tuyas, como:

  • ¿Qué hiciste cuando la escuela estaba cerrada?
  • ¿Qué fue bueno?
  • ¿Qué fue difícil?
  • ¿Hiciste algo diferente con tu familia o amigos?
  • ¿Viste algún programa de televisión o escuchaste la radio en inglés?
  • ¿Usaste algún sitio web o aplicaciones móviles para aprender inglés?
  • ¿Hablaste en inglés en tu casa? ¿Con quién hablaste?
  • ¿Leíste partes de tu libro de texto en inglés o de otros libros en inglés?

Pídeles a algunos de los estudiantes que compartan sus respuestas si son demasiado jóvenes para escribirlas. Anímalos e identifica cualquier dificultad que hayan tenido. Utiliza sus respuestas para planificar el apoyo a los alumnos que lo necesiten. Después de la clase, lee todo lo que esté escrito y escribe una respuesta breve a cada estudiante si tienes tiempo.

Verdadero o falso: Pídele a los estudiantes que escriban cinco frases sobre lo que hicieron mientras la escuela estaba cerrada, la mayoría verdaderas, pero una o dos que no sean verdaderas. En parejas o grupos, un estudiante lee las oraciones y los otros escuchan todas, y luego adivinen cuáles son verdaderas y cuáles son falsas. 

Ideas para la gestión y el aprendizaje en el aula

Actividades de adaptación: Tu escuela o país puede tener reglas importantes para proteger a los maestros, al personal, a los alumnos y a la comunidad. Piensa en cómo las nuevas reglas afectan las actividades que puedes hacer con los estudiantes en el aula. Si algunas no son adecuadas ahora, ¿puedes adaptarlas o sustituirlas por actividades más seguras? Por ejemplo:

  • El trabajo en pareja o en grupo puede necesitar más espacio, lo que significa que a los estudiantes les resulta más difícil escuchar a su(s) compañero(s). Intenta establecer actividades en las que un estudiante sea el orador y el otro responda con señales (por ejemplo, para "Sí", "No" o "No sé") o anima a los estudiantes a escuchar y a utilizar una serie de respuestas breves, pero adecuadas, que tú les enseñes antes de que escuchen.
  • Intenta algunas tareas de escucha activa en las que el oyente no hable, pero anote los puntos clave de lo que su compañero dice sobre un tema (por ejemplo, "Tres cosas que me gustaron o no me gustaron de quedarme en casa". ¿Cuáles fueron las tres cosas? ¿Eran cosas que me gustaban o no me gustaban?)
  • Usar el entorno: Si tu escuela tiene un espacio exterior seguro para los niños, ¿puedes usarlo? ¿Hay algo allí que puedas usar para el aprendizaje del idioma y para permitir que los alumnos usen más el espacio? Por ejemplo, ¿podrías usar los elementos que hay en el área alrededor de la escuela para describir las cosas por lugar, tamaño u otra descripción? ¿Podrías hacer una búsqueda del tesoro, usando preguntas en inglés para que los niños las encuentren y las respondan?

Ponerse al día: Si los alumnos han perdido mucho tiempo de aprendizaje, tratar de cubrir el programa de estudios puede parecer demasiado. Asegúrate de seguir comprobando lo que los estudiantes son capaces de hacer con el idioma que estudian. Esto puede ser a través del habla en pareja, una prueba normal o la escritura a otro estudiante, que tú supervisas.

Pensar en el futuro

¿Has aprendido algo útil de la experiencia del cierre? ¿En qué podrías apoyar a los alumnos cuando la escuela está abierta, y que podría ser útil si algunos alumnos no pueden venir a la escuela en el futuro? ¿Hay cosas que se pueden establecer ahora para facilitar la enseñanza en un eventual nuevo cierre de la escuela en el futuro?

Intenta averiguar si algún alumno o sus padres necesitan orientación para utilizar la información o las actividades que se les envían. ¿Se puede dar más tiempo o atención a los niños o padres que no pudieron acceder a ningún apoyo proporcionado fuera de la escuela?

Interesante este Tip, ¿verdad? Regístrate ahora y recibe la última información sobre tu Desarrollo Profesional.

Enlaces externos